Exclusión de Monotributo
¿Qué es? ¿Cómo Defenderse?

NOTA: La Resolución General AFIP N°4600 dispuso la suspensión de algunas Exclusiones de Monotributo hasta el 29/02/2020. La Resolución únicamente suspende las nuevas exclusiones derivadas de procedimientos sistémicos (las que son notificadas al Domicilio Fiscal Electrónico), pero no beneficia a las exclusiones derivadas de fiscalizaciones (las que son notificadas en papel al Domicilio Fiscal). Estas últimas continúan su curso habitual. En caso de duda, contáctenos.

  • ¿Qué es la Exclusión de Monotributo?

La exclusión de Monotributo (a veces llamada "Baja de Oficio de Monotributo") es una instancia que produce la expulsión del contribuyente del Régimen Simplificado como consecuencia de haber ocurrido -a criterio del AFIP- una de las causales de exclusión contempladas en la ley. A raíz de dicha exclusión, el contribuyente ya no podrá operar como Monotributista, sino que deberá hacerlo dentro del "Régimen General", liquidando y abonando, de acuerdo al caso, el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto a las Ganancias y la cuota mensual de Autónomos.

Hace años la AFIP impulsa consistentemente numerosas exclusiones de Monotributo en todo el país, entre 1.000 y 2.000 por mes.

En la práctica, las exclusiones suelen representar un importante desafío para los contribuyentes que resultan excluidos, fundamentalmente por dos motivos: por un lado, por la pérdida de la condición de Monotributista, pero además, porque las exclusiones -en caso de ser retroactivas- pueden traer aparejados reclamos de importantes sumas de dinero por parte de AFIP. Por esa razón algunos contribuyentes buscan asistencia de especialistas en Derecho Tributario para su defensa.

Existen dos clases de exclusiones: las ocurridas a partir de controles informáticos y sistémicos, y las derivadas de fiscalizaciones presenciales. Si bien el efecto es el mismo, difieren ligeramente en el procedimiento, como veremos en las próximas líneas.

  • ¿En qué casos puedo resultar excluido?

Existen numerosas causales de exclusión contempladas en la ley, si bien algunas son más frecuentes que otras. La más usual ​es excederse en el monto de facturación máximo admitido dentro del Monotributo para el tipo de actividad del contribuyente (venta de bienes o servicios). Otra causal usual es excederse de los máximos admitidos en compras de bienes y servicios destinados a la actividad; no contar con el debido respaldo documental de las operaciones; haber emitido comprobantes sin C.A.I. (Código de Autorización de Impresión) o con C.A.I. vencido; realizar gastos incompatibles con los ingresos declarados sin la debida justificación; vender productos superando el precio máximo unitario vigente; no haber contado con la cantidad de empleados mínimos necesarios para la categoría, entre otras.

  • ¿Cómo me notifico de la exclusión?

En el caso de las exclusiones por controles sistémicos, la notificación se cursa al domicilio fiscal electrónico del contribuyente. En el caso de las exclusiones derivadas de una fiscalización presencial, la primera notificación se recibe en papel en el domicilio fiscal declarado en AFIP.

  • ¿Cuáles son las consecuencias?

El contribuyente excluido no podrá operar más como Monotributista, debiendo adecuarse al Régimen General. Ello implica, de corresponder, preparar y presentar las DDJJs de IVA mensuales, la DDJJ anual del Impuesto a las Ganancias, abonar dichos tributos y afrontar además el costo mensual de Autónomos. Deberá realizar la adecuación retroactiva -hacia atrás en el tiempo-, de acuerdo al caso, abonando los saldos más intereses, pudiendo también recaer sanciones administrativas y ocurriendo la pérdida de ciertos beneficios propios del Régimen Simplificado (por ejemplo, la obra social). El contribuyente no podrá reingresar al Monotributo por el plazo de 3 años.

  • ¿Qué significa que mi exclusión sea "retroactiva"?

La exclusión puede operar de dos formas: sin efecto retroactivocon efecto retroactivo. En este último caso -el más gravoso de los dos-, la fecha de la exclusión puede retrotraerse meses o incluso años hacia el pasado, dependiendo de cuándo haya ocurrido la causal de exclusión detectada. En este tipo de supuestos, el contribuyente -además de operar hacia el futuro dentro del Régimen General- deberá liquidar y abonar los tributos correspondientes, más sus respectivos intereses, por todo el plazo a contar desde el acaecimiento de la causal de exclusión, como si hubiera dejado de ser Monotributista en dicha fecha.

A modo de ejemplo, imaginen el caso de un contribuyente que emitió comprobantes sin el correspondiente Código de Autorización de Impresión (C.A.I.) en Enero 2015. Si la AFIP detecta tal circunstancia, a partir de una fiscalización presencial o del pleno ejercicio de controles sistémicos, puede disponer la exclusión del contribuyente. Ahora bien, si la detección se realiza en el año 2019, es decir, cuatro años después de ocurrido el hecho (emisión sin C.A.I.), el organismo fiscal dispondrá la exclusión retroactiva, exigiendo al contribuyente la regularización desde Febrero 2015 (dado que según criterio del Fisco el contribuyente dejó de ser monotributista en Enero 2015, mes de ocurrida la causal), lo que implica que deberá confeccionar y abonar los saldos de todas las DDJJs de IVA mensuales, las DDJJs anuales del Impuesto a las Ganancias, y los pagos mensuales de Autónomos, a contar desde Febrero 2015 inclusive, más sus respectivos intereses. Como pueden imaginar, en este tipo de casos los montos suelen representan un verdadero  desafío para el Pequeño Contribuyente.

  • ¿Que puedo hacer si me excluyen? ¿Puedo apelar?

Ante una exclusión de Monotributo, existen dos opciones: aceptar la decisión de AFIP y regularizar, o apelar. En el caso que el contribuyente opte por apelar deberá preparar y presentar una defensa para intentar desvirtuar la causal de exclusión detectada, demostrando por qué la misma no debería proceder, fundando su postura con argumentos de índole jurídica y tributaria.

En las exclusiones por controles sistémicos (la más frecuente en casos de exceso de facturación), se recibirá la notificación en el domicilio fiscal electrónico. A partir de la fecha de notificación se cuenta con 15 días de plazo para preparar y presentar el recurso de apelación denominado "Recurso ante el Director General".

Por su parte, en las exclusiones derivadas de fiscalizaciones presenciales, en primer término se cursará al contribuyente una intimación informando la causal de exclusión prima facie (a primera vista) detectada, solicitando que presente en el plazo de 10 días una defensa preliminar denominada "Descargo". Luego de evaluar los argumentos presentados, el Fisco podrá avanzar o no con la exclusión. En caso de hacerlo, se le notificará al contribuyente, quien podrá en tal instancia interponer el Recurso ante el Director General para apelar la decisión en AFIP.

Respecto de aquellos contribuyentes que deciden apelar, en nuestra experiencia resulta fundamental que la defensa técnica sea cuidadosamente preparada por un especialista en Derecho Tributario que cuente además con conocimientos contables. Nuestro estudio se especializa en defensas en materia tributaria en virtud de la doble titulación de nuestros profesionales (Abogado/Contador Público).

Contamos con un área de Régimen Simplificado, a través de la cual hemos impulsado defensas en casos de exclusiones de Monotributo, tanto al haber sido contactados por contribuyentes individuales, como por colegas Contadores y Abogados con quienes hemos colaborado en su defensa y en defensa de sus clientes.

Una vez finalizado el proceso en AFIP, en caso de resultar rechazado el Recurso, se podrá continuar apelando la decisión en sede judicial, en el fuero Contencioso Administrativo.

 
  • ¿Qué valor tiene la defensa en AFIP?

La defensa en AFIP consta de una reunión con el cliente (presencial en nuestras oficinas o por vía telefónica, de acuerdo a la preferencia del cliente), el estudio del caso, el análisis de posibles cursos de acción y, fundamentalmente, la preparación y redacción de los documentos de defensa a ser presentados -sea Descargo, Recurso ante el Director General, o ambos.

Nuestro estudio cuenta con presupuestos fijos para este tipo de casos. Contáctenos para mayores detalles.

  • ¿Cómo puedo contactarlos para evaluar mi caso?

Puede contactarnos al 5278-5938 de lunes a viernes de 9 a 19 horas.

Asimismo, a través del formulario de consulta que encontrará en este link, o enviándonos un email a contacto@estudiomarrocco.com

Recuerde incluir un número telefónico en su mensaje para que uno de nuestros abogados se contacte con Ud.

© 2016-2019 by Estudio Marrocco

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon